Endesa se lanza a controlar el terreno a través de satélites

La compañía Endesa ha concluido esta primavera el escaneo aéreo con tecnología láser de los 52.681 kilómetros de tendido eléctrico a la intemperie que tiene desplegados en Catalunya. El preciso mapa, que permite una visualización en tres dimensiones, constituye una herramienta fundamental para prevenir los incendios forestales pues permite confirmar si se mantienen las distancias mínimas entre la vegetación y las torres y los cables eléctricos.

El resultado de este exhaustivo trabajo, en el que se han empleado tres años y para los que ha sido nevesario sobrevolar en helicóptero la extensa red eléctrica, ha sido presentado esta mañana por la empresa energética, que ha avanzado que su próximo mapa de riesgos en torno a los cables será elaborado gracias al uso de satélites, lo que ayudará a controlar la evolución de la masa forestal de forma precisa y más económica para poder actuar y limitarla en caso necesario.

Láser y termografía
Francesc López, director de Alta Tensión de Catalunya Oeste de Endesa, ha explicado que el plan de prevención de incendios forestales que puedan causar las instalaciones eléctricas «tiene dos ejes: el control de la masa forestal y la vigilancia y revisión de las líneas electricas». Destaca el uso de la tecnología más avanzada para realizar este chequeo de la red y su entorno.

Helicópteros equipados con la tecnología láser LIDAR (Light Detection And Ranging) permiten escanear todo el terreno combinando el posicionamiento GPS y los sensores láser. Así, no solo se visualizan con precisión las distancias exactas entre vegetación y cables, sino que se puede prever el crecimiento según la especie y la localización. Esta precisión también facilita una poda selectiva de la masa forestal, cortando una especies y no otras.

Sobre Endesa:

La empresa que fue fundada como Empresa Nacional de Electricidad Sociedad Anónima, además de estos programas ofrecidos a individuos a escala personal, el gobierno también ha implementado políticas a gran escala. Uno de los programas de administración de electricidad más comunes es el período de ahorro de energía. A medida que se agregan horas de luz al final del día, el sol se pone más tarde. Por lo tanto, hay menos horas entre la puesta del sol y el momento en que la mayoría de las personas se acuestan, lo que naturalmente hace que se necesite menos luz artificial.