Renault entra al mercado chino

China se ha convertido en los últimos años en destino de inversión y de apertura de nuevos mercados pertenecientes a distintos sectores, y uno de estos es el de la automoción. Precisamente, nueve de los diez grandes grupos de la automoción a nivel mundial ya se han instalado en el gigante asiático al encontrar allí no solamente un atractivo mercado sino también un sitio neurálgico para insertar su industria, pero faltaba uno: Renault.

Justamente la compañía de origen francés ha desarrollado una alianza estratégica con Dongfeng Motor para insertar su producción de vehículos en ese país, por lo cual las dos compañías han suscrito la creación de la empresa Dongfeng Renault Automotive Compagny (DRAC), participada en un 50% por cada una, y que contará con una inversión de 7.760 millones de yuanes (923 millones de euros).

Estrategia busca que cada socio ponga sobre la mesa su saber hacer y su experiencia, y en el caso de Renault, aprovechar el conocimiento del mercado chino que posee su par. De este modo, la alianza se constituye en un “acercamiento estratégico”, como lo afirmó el presidente de Ranault Carlos Ghosn.

Así, la producción comenzaría en 2016, e inicialmente será de 150.000 coches al año, pero con el objetivo de duplicar la cifra, y a mediano plazo Renault espera que sus ventas róndenlas 500.000 unidades, según Gilles Normand, director de operaciones de la región Asia-Pacífico.

La fábrica, que estará ubicada en Wuhan, capital de la provincia de Hubei, producirá en su primera fase una gama de crossovers o todoterrenos urbanos. Luego, Dongfeng Renault Automotive Company (DRAC) lanzaría una serie de vehículos bajo una marca local.

Para Ghosn, China es un mercado obligado: “Si no producimos en China no tenemos ninguna posibilidad de superar medio punto o un punto de cuota de mercado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *